La canasta navideña, con aumentos de hasta 129%

El pan dulce es uno de los productos que más se encareció en un año.

El encarecimiento se vio impulsado por el pan dulce, las garrapiñadas de maní y el espumante de ananá fizz, según un informe de la consultora Focus Market.

La canasta navideña llega encarecida este año, con un aumento de 129% con respecto al año pasado, superior a la inflación en igual período, impulsada por productos como el pan dulce, las garrapiñadas de maní y el espumante de Ananá Fizz.

Así lo reveló la consultora Focus Market, que precisó además que el gasto promedio para regalos durante las fiestas de fin de año será de 7.900 pesos.

De acuerdo al relevamiento realizado por la entidad que conduce Damián Di Pace, de seis productos, los que más incrementaron su valor (muy por encima de la inflación) fueron el pan dulce, con un alza de 154% que llevó su precio promedio de $320 a $812, las garrapiñadas (153%), que se fueron de $96 a $243; y el Ananá Fizz (152%), que valía $198 y hoy cuesta $499.

De cerca le siguieron la sidra, con un aumento del 116% y un valor que pasó de $185 a $399; y el budín sin frutas (108%), que de $250 se fue a $520. Mientras, el turrón de maní se incrementó bastante por debajo de esa línea, encareciéndose “apenas” 72%, yéndose de $126 a $216.

“De acuerdo a FECOBA, la expectativa ventas es moderada para las fiestas y la proyección de gasto promedio para regalos será de $7900”, señaló Damián Di Pace, director de Focus Market.

En su análisis, el economista resaltó que “el gobierno aspira a que en diciembre con el programa Precios Justos, que incorpora productos de la canasta navideña, no haya sorpresas con la variación de precios”.

“Sin embargo, esto quedará atado a la efectiva reposición de insumos al tipo de cambio oficial para el mismo período prometido a las grandes empresas”, advirtió.

Y aclaró: “Para el caso de las Pymes, la situación no es tan sencilla porque opera por fuera de estos acuerdos para el acceso a la mercado cambiario y también para la comercialización de sus productos en canales alternativos al de las grandes cadenas”.

“Desde la cartera de Economía se intenta dar señales que la estacionalidad al alza de precios tradicional de diciembre estará controlada”, prosiguió Di Pace.

En tal sentido, indicó que “para estas fiestas se intenta contener precios y expandir demanda vía aumentos para los diferentes bolsillos de los argentinos”.

“En principio se subirá el Salario Mínimo Vital y Móvil un 20 % en los próximos meses, se pagará un refuerzo de haberes jubilatorios de $10 mil, habrá un aumento del 40% de la tarjeta Alimentar y se anunciará un bono de fin de año. Esto se da en un contexto donde hay un deterioro del poder adquisitivo”, señaló.

Por otra parte, el informe de Focus Market precisó que la decoración navideña habitual en los hogares argentinos tuvo un incremento de precios promedio interanual del 91%.

En el top 3 de productos decorativos con mayor aumento se encuentran el árbol navideño (131%), la corona (127%) y la bota (112%), seguidos de lejos por los juegos de luces (82%), las bolas de adorno (76%) y el pesebre (50%).

“Los artículos de decoración navideña tuvieron aumentos de tres dígitos porque hay una importante cantidad de los mismos que se importan de china”, justificó Di Pace.

Al respecto, abundó: “Los precios en dólares de estos artículos han subido, la logística internacional se encareció y la oferta disminuyó. A su vez, para el caso de las figuras del pesebre que sólo aumentaron 50 % interanual han implementado una reducción del tamaño de las figuras pasando de una altura de 20 a 10 centímetros”.