Boca, descontrolado, perdio con Talleres en un partido muy parejo.

Zafó en el arranque con una patada de Tevez descalificadora que era para roja. Al final, en dos minutos, se quedó con 9: sin Obando ni Izquierdoz. “Hay que terminar los partidos con 11”, había dicho Russo en el arranque de su ciclo.

Zafó en el arranque con una patada de Tevez descalificadora que era para roja. Al final, en dos minutos, se quedó con 9: sin Obando ni Izquierdoz. “Hay que terminar los partidos con 11”, había dicho Russo en el arranque de su ciclo.

En apenas 3 segundos, Boca debió quedarse con uno menos. El planchazo tremendo de Tevez a Pochettino era para roja directa. Pero el equipo de Russo zafó y pudo seguir el partido con 11. Y es cierto, tuvo muchas posibilidades para abrir el marcador y, sin jugar bien, se mostró protagonista. Pero… Pero Talleres sabía que debía aprovechar sus chances en la contra, con su rapidez en tres