Sosa fue el héroe para el empate del Rojo

Independiente rescató un punto de milagro: Colón lo ganaba con un grito de Morelo, Lucas Rodríguez lo empató con un golazo de cabeza y el visitante tuvo un penal para ganarlo sobre la hora, pero Sosa fue el héroe y se lo tapó a Olivera.

Independiente rescató un punto de milagro: Colón lo ganaba con un grito de Morelo, Lucas Rodríguez lo empató con un golazo de cabeza y el visitante tuvo un penal para ganarlo sobre la hora, pero Sosa fue el héroe y se lo tapó a Olivera.

Cuando un equipo juega como lo hizo Independiente ante Colón, es muy difícil que no pierda. El Rojo dividió la pelota. No tuvo creatividad. No mostró determinación para ejercer presión coordinada y sostenida en campo contrario. Fue un conjunto previsible, lento, apático y sin rebeldía. Si el local no cayó, fue gracias a Sebastián Sosa, quien en la agonía del encuentro le atajó un penal a Olivera para convertirse en el héroe del equipo por cuarto partido consecutivo.